¿Quién es Edgar Morin?


Edgar Morin (1921) es un pensador y escritor francés de destacada labor intelectual con una singular reflexión y un comprometido protagonismo en los debates sobre los acontecimientos más destacados del siglo XX. Miembro de la resistencia francesa  enfrentó al nazismo en su juventud, luego acompañó al ejercito francés en la ocupación de Alemania para colaborar en la comunicación de posguerra. Se incorpora al partido comunista y permanece hasta fines de los ´60 cuando rompe con el mismo, para iniciar una crítica al marxismo y profundizar en los estudios sobre las causas del totalitarismo de estado.

 

Su pensamiento excéntrico con respecto al clima cultural europeo, caracterizado por el protagonismo del estructuralismo y el posestructuralismo, lo llevó a investigar en forma independiente y alejado de la vida académica, sobre lo que luego denominará “humana condición” y la complejidad de la identidad humana. Su preocupación por encontrar un enfoque no reduccionista de los fenómenos complejos como es el caso de lo humano y su entorno, lo impulsa a transitar distintos paradigmas en búsqueda de una plataforma, un pensar y un camino (método) que denominará “pensamiento complejo”, en un contexto inédito de la relación de la humanidad con el planeta, que junto con otros pensadores, caracterizará como “era planetaria”, ubicando el nacimiento de la misma en el descubrimiento de América.

 

La inédita circunstancia de la humanidad en relación con el desafío de una nueva escala de organización política, lo lleva a investigar sobre las condiciones de posibilidad de una antropolítica civilizatoria que de cuenta de la construcción de una “Tierra-patria” y al mismo tiempo, contemple un proyecto educativo acorde con los desafíos que ello implica. En ese sentido, a partir de la década de los ´90 centrará sus esfuerzos en proponer alternativas al déficit principal del sistema educativo, consistente en la organización fragmentaria de sus contenidos, efecto y al mismo tiempo causa del fenómeno de la hiperespecialización, cuya tendencia obstaculiza el estudio de los desafíos más urgentes de la vida planetaria que desbordan ese orden fragmentario de conocimientos. Su propuesta de articulación de saberes y su pregunta sobre cuál es la visión de transdisciplinariedad más apropiada a las circunstancias, son el eje de sus aportes a las reformas educativas del presente.

 

 

Más de cincuenta libros, muchos de ellos traducidos a numerosos idiomas,  doctorados Honoris Causa de más de treinta universidades del planeta, premios y reconocimientos internacionales, dan cuenta de la destacada labor de Edgar Morin.